INFORMACIÓN SOBRE LA MENTE
 
 
    Lo que queremos destacar en este apartado es la capacidad que tiene el subconsciente para dirigir nuestras vidas. Teniendo en cuenta que hay estudios que dicen que la mente se compone de un 5% de parte consciente y un 95% de parte inconsciente, podemos darnos cuenta que sólo vemos un 5% de lo que nos rodea, y que además es atemporal (no distingue entre los sucesos que ocurren ahora o si recuerdas algo que te sucedió o lo imaginas,  en ambos casos se pueden activar los mismos patrones emocionales)
A continuación unos ejercicios para comprender esta información mejor:
  • En primer lugar, cierra tus ojos y toma una respiración profunda, a continuación visualiza o imagina un limón que está delante tuya (amarillo, de forma perfecta, muy brillante), imagina que coges un cuchillo y comienzas a cortarlo, viendo cómo sale el zumo, la pulpa es perfecta, observa cada detalle. Ahora el limón está hecho dos mitades, de las que caen gotas de zumo, es delicioso. Si te has dado cuenta y has observado bien, la mayoría de las personas que hayan hecho el ejercicio, habrán probablemente salivado, como si fueran a darle un bocado en la realidad, ya que el simple hecho de haberlo imaginado o visualizado hace que el cuerpo se prepare para realizar la acción (en este caso morder un limón) *imagen limón, esto demuestra que las cosas no las vivimos una vez, sino que cada vez que recordamos una situación o experiencia vivida ya sea triste o alegre activamos los mismos patrones que si la estuviéramos viviendo una vez mas ( se activan esos patrones emocionales)
  • En el siguiente ejercicio habrás de prestar total atención a tu alrededor, dondequiera que estés, sea una habitación, un despacho, cualquier lugar. Da una vuelta a tu alrededor y cuenta cuantas cosas amarillas puedes ver (cuéntalas y recuerda el número), vuelve a mirar a tu alrededor, y en esta ocasión fíjate en cuantas cosas de color rojo ves, y de  nuevo cuéntalas y recuerda el número, es importante. Por última vez, vuelve a echar un vistazo a tu alrededor y observa cuantas cosas de color azul  ves. ¿Bien? ¿recuerdas los números? Pues ahora, ¡y sin mirar a tu alrededor! dime, ¿cuántas cosas de color verde puedes ver? sin mirar, di un número. Seguramente habrás dicho un número, pero si ahora miras a tu alrededor y cuentas cuantas cosas verdes hay, lo más probable es que hayas dicho un número equivocado, y ésto es porque la mente sólo busca lo que le ordenas que busque, por eso y aún habiendo mirado varias veces a tu alrededor para contar cosas de determinado color, nuestra mente consciente sólo se fijaba en lo que se le ordenaba, nuestro 5% consciente manda la orden de buscar objetos de un determinado color, mientras que pasa por alto los objetos de otros colores. Por ejemplo, ésto también sucede cuando nos compramos un coche de una marca que hasta ahora no habíamos visto mucho, pero justo en el momento en el que te lo compras de seguida empiezas a ver esa marca de coches por todos lados. Estos ejemplos nos sirven para darnos cuenta de que la mente consciente sólo ve aquello a lo que le prestamos atención, tan sólo imagina una persona que tenga muchas inseguridades y que continuamente esté reviviendo esos momentos de inseguridad, de seguro su mente va a ver en el exterior dichas inseguridades que le trae la vida.
Está comprobado que la mente de una persona exitosa es capaz de utilizar ciertos recursos, tales cómo seguridad, alegría, motivación, etcétera. A una persona de éxito le preguntas que recuerde un momento exitoso de su vida y lo recuerda rápidamente, mientras que si le preguntas por un recuerdo de fracaso, le cuesta mucho mas trabajo recordarlo y no lo recuerdan bien definido. En cambio, a una persona que se considera a sí misma fracasada le preguntas por un recuerdo de éxito en su vida y le suele costar mucho trabajo recordarlo, y no lo recuerdan bien, no recordarán ni sonido, color, ni casi nada, pero si le preguntas por un momento de su vida que consideren un fracaso, les será muy fácil acordarse, y recordarán fácilmente las ropas que llevaban, sus colores, los sonidos que había, el ambiente, etcétera. Con esto de nuevo es muy fácil comprender que estamos rodeados continuamente de información mala, muy mala, pero también estamos continuamente rodeados de muy buena información, y es que todo depende de hacia donde dirigimos nuestra mente. 
¿Por qué cuando tenemos un buen día y escuchamos la tele de fondo escuchamos buenas noticias, música que nos alegra o frases de ánimo? ¿Por qué en cambio si tenemos un mal día es justo lo contrario? ¿ y sólo escuchamos malas noticias que nos entristecen? ¿Ves la relación?

 


Localización

ANTONIO MUÑOZ

 

Terapias de Reiky.

Consultas individuales de Programación Neuro Linguística.

Talleres grupales de Programación Neuro Linguística.

Correo electrónico: Universoyyohoy@hotmail.com

 

Télefono: 660357577